jueves, 7 de julio de 2016

Concursos VS Aficiòn

Mucho se ha hablado estos días en las redes sociales sobre esto y no quería dejar pasar la ocasión de hacer una entrada en el blog.

Estamos viviendo días en los que la afición pasa por momentos de euforia. Euforia por los buenos resultados en concursos, nivel de participantes y numero de ellos. Eso es lo que nos llega por las redes sociales, eso es lo que vende y eso es lo que anima a la gente a competir y por tanto, entrar cada vez mas en el mundo consumista de montar uno o varios acuarios al año para poder llegar a tiempo de cubrir el calendario de concursos anuales.

El tema es complejo.

Por un lado los concursos son un escaparate y una forma de medir el numero de aficionados, de gran utilidad para las marcas y de paso para nosotros los aficionados. Esta claro que si no hay aficionados las marcas no apuestan por un mercado y poco o nada nos llegara a las tiendas locales. El interés entonces es mutuo, siempre que podamos optar por una amplia gama de material y marcas. Los monopolios tampoco son buenos, primero porque nos limitan a los aficionados y segundo porque sin competencia no hay innovación y las marcas tienden a estancarse. Toda marca que no entienda esto esta condenada al fracaso tarde o temprano.

Por otro lado, los concursos son una forma de medirse uno mismo y una forma de superarse, pero para eso la valoración que hacen de nuestro trabajo debe ser objetiva y no estar marcada por tendencias o políticas de marcas. Esto ya no es tan fácil. Hoy dia existen concursos donde la valoración de los trabajos está muy marcada por los productos que usas, afinidad con marcas o incluso patrocinios de elite en cada zona de influencia para afianzar la marca. Luego, si queremos una valoración objetiva, esta no es la forma mas acertada. Estamos hartos de ver como se meten en cabeza de lista trabajos penosos, quedando relegados a puestos muy distantes grandes trabajos, y lo que hay que preguntarse es ¿por que?.

Por otra parte, hay concursos en los que no hay problema a la hora de presentar un trabajo, aunque lo hayas presentado en un millón de concursos, pero hay concursos que piden exclusividad total, ni puedes presentar ese trabajo en otro concurso, a parte de tener que firmales una cesiòn de derechos de publicación de la fotografía, la cual en ocasiones, termina publicada en una revista que se pone a la venta y de la que tu no veras ni un céntimo, y es mas, si quieres tener la revista como recuerdo de tu participación, hasta tendras que pagar por ella, es decir, tendras que pagar por tener tu propio trabajo. esto parece de chiste, pero es asi.

Podreis pensar entonces que soy contrario a los concursos...No es asi. Creo en los concursos, en la simbiosis Marcas/tiendas/afición y el apoyo mutuo. Creo en el feedback que te da una valoración objetiva y en la superación, sea con un método u otro. Creo en la competencia justa entre las marcas/tiendas. Y creo en la competencia justa entre los aficionados, que todos seamos medidos con el mismo rasero.

Por contra, no creo en los concursos monopolizados, por mucho marketing que haya detrás, porque nunca obtendremos una valoración objetiva, porque los monopolios no enriquecen el mercado ni la disponibilidad de productos para el aficionado. La única meta no puede ser acaparar mercado a toda costa. Los aficionados no somos un ariete para hundir a la competencia. No creo en quienes te piden tanta exclusividad, porque se olvidan de que los dueños de nuestras obras somos nosotros mismos. Que firmes un derecho de publicación en una galería tras el concurso es lógico, pero la comercialización con tu trabajo es otra cosa bien distinta. No creo en quienes te prohíben participar en otros concursos con el mismo proyecto, por el mismo motivo, tu eres el dueño de tu obra y solo tu deberías decidir donde la presentas y donde no. No debería ser limitante. Creo que enriquece a los propios concursos, a no ser que piensen en boicotear a los concursos competencia, en ese caso me siento utilizado y para mi, dejan de tener interés. No creo en aquellos que incluso tratan de boicotear iniciativas o hasta concursos locales sin animo de lucro por no ceder a un monopolio y tratar de dar las mismas oportunidades a todas las marcas y comercios locales. Esto ultimo ya no tiene ni nombre. No creo en descalificaciones o ni tan siquiera permitir la participación de personas que presenten el mismo proyecto en diferentes concursos, o colaboren en diferentes formas de difundir la aficiòn, ya sea con iniciativas, o como jueces, o como sea, solo por el hecho de no estar alineado con las marcas que favorecen estas practicas.

Por todo esto, llegado a este punto, prefiero ser mas selectivo. Prefiero apoyar concursos sin tanta atadura, sin tanto afán de monopolio. Prefiero poder mostrar mi trabajo en cuantos mas sitios mejor sin el miedo a descalificaciones. Saber que mis trabajos serán valorados con el mismo criterio que el resto de concursantes. Hay concursos muy buenos, locales e internacionales que siguen las buenas practicas, y a mi son los que me merecen la pena. En ellos los aficionados seguimos representados y fácilmente "medibles" por las marcas o comercios y mantener ese equilibrio Marcas/comercios/afición. No voy a dar nombres, cada cual debe valorar por si mismo. Aquí solo trato de exponer mis principios y cada cual es diferente. Cada uno debe saber con que se siente mejor.